Siempre hablamos de la importancia del mundo laboral en la vida personal. Estar cómodo, tener la voluntad de prosperar en nuestra profesión, la implicación… son rasgos que nos demuestran que nos gusta lo que estamos haciendo y que entonces lo estamos haciendo bien. Porque como dijo Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”

Pero… ¿qué ocurre si, por el contrario, no nos gusta ni apasiona nuestro trabajo? El equilibrio entre vida laboral y social en ocasiones es difícil. Nuestra vida depende en gran medida de nuestro trabajo, para bien y también para mal. Tomar decisiones sobre nuestro trabajo, cuando no estamos seguros, es complicado y arriesgado. A continuación te mostramos algunas de las claves que te ayudarán a saber si tu trabajo te hace feliz.

¿Te sientes valorado?

Sentirse valorado es una de las cosas más importante en la motivación laboral. ¿Sientes que no estas aprovechando al máximo tus capacidades? Cuando una persona siente que su labor no se valora como debería puede entrar en un bucle de pensamientos negativos. que pueden afectar a su vida personal. Si no te sientes realizado en tu trabajo fija nuevos objetivos, propón proyectos en los que pienses que puedes ser determinantes y puedas prosperar.

¿Te llevas bien con tus compañeros?

El clima laboral es muy importante para sentirse bien. En la oficina debe reinar un clima de cooperación e incluso de amistad. Si no te llevas bien con tus compañeros, o simplemente no conectas con tu equipo de trabajo nunca podrás dar lo mejor de ti. Si te sientes aislado has de actuar.

Este es uno de los temas que más preocupa a las personas que se acaban de incorporar en una empresa. Porque no hay nada peor que llevarse mal con la gente con la que has de compartir mucho tiempo. Si este es tu caso no debes sentirte solo. Comparte tus preocupaciones con alguna persona externa a la empresa. Porque a veces son nuestros propios pensamientos los que nos nublan el juicio, y un punto de vista externo nos puede ayudar mucho. Por ello, no dudes en compartir tus sentimientos y experiencias.

¿Tu trabajo te produce ansiedad?

Si cada vez que has de acudir a tu lugar de trabajo, o preparar una reunión te provoca malestar, palpitaciones o dificultades para respirar, síntomas de la ansiedad, deberás plantearte algunas cosas. Busca el por qué de esta situación. Debes revisar si es tu trabajo el que te crea este estado de ansiedad permanente, o si son motivos externos los que están afectando a tu productividad como empleado. En caso de que tu ansiedad sea por motivos laborales debería plantearte consultar a un profesional, ya que quizás ha llegado el momento de cambiar tus técnicas o incluso de trabajo.

¿Tu sueldo es acorde a tu esfuerzo?

Pero también existe el caso contrario a no sentirse valorado. ¿Sientes que tu sueldo es acorde al esfuerzo que realizas por tu trabajo?A veces creemos que somos imprescindibles en una empresa, que sin nuestra labor en la empresa nada funcionaría como debe. Sin embargo, pensamos que somos las únicas personas capaces de ver y sobretodo, valorar lo que hacemos. Si siente que este es tu caso plantearte si en otro trabajo serías capaz de recibir una remuneración más acorde a tu esfuerzo y cualidades, y como siempre, si la repuesta es sí… ¡ve a por ello!

¿Cuál es tu estado de ánimo?

Sabemos que cuando no somos felices nuestro estado de ánimo se resiente. Está claro que todos tenemos momentos, pero si estar de mal humor es un estado constante deberías planteártelo. ¿Es tu trabajo el que te hace ser así? Cuando no estamos felices nos volvemos más fácilmente irritables e irascibles y lo suelen pagar las personas de nuestro alrededor. Ya que, nuestro estado de ánimo es determinante en nuestras relaciones laborales y personales.

Cómo actuar desde el departamento de recursos humanos

La felicidad en el trabajo es un factor clave para el desarrollo del potencial humano. Desde el departamento de recursos humanos se han de plantear técnicas e incluso marcar directrices si se encuentra algún caso de los que hemos comentado anteriormente. Existen formas de motivar a los empleados, facilitarles una mejor conciliación de la vida laboral y familiar, para que los problemas que surgen en una no afecten al resto.

Debemos impulsar y aplicar fórmulas de innovación que acaben con estas situaciones. Implantar herramientas que potencien y ayuden a conciliar la vida de los empleados como Sesame, o proponer actividades que fomenten la cooperación es nuestro trabajo. Porque en recursos humanos velamos por nuestro capital más importante, las personas.

 

sesame control horario