Siempre hablamos del desempeño de los empleados, pero pocas veces se pone a prueba la gestión de los superiores. Hoy os contamos qué opinan los empleados de sus superiores.

La gestión de los superiores a estudio

Empleados europeos han sido encuestados en el informe de ADP, “People Unboxed“. Concretamente 2.500 trabajadores en Europa han respodido a dicha encuesta. Y el 33% suspende la gestión de sus superiores.

El 33% de los empleados suspenden a sus superiores.

A continuación, os enumeramos las principales razones por las que suspenden los empleados la gestión de sus superiores.

Motivos para suspender a los jefes

La falta de comprensión o la gestión poco solidaridad son algunos de los principales motivos que llevan a los empleados a no estar cómodos con sus jefes.

  • Falta de comprensión. El 34% de los empleados asegura haberse sentido inseguro en el trabajo en el último año, por problemas de salud, estrés e incluso clientes agresivos.
  • Los empleados que los superiores no se esfuerzan en conseguir un clima laboral óptimo. Por ello, el 44% afirma que hay una gestión poco solidaria en la que los principales motivos son la relación entre compañeros y la falta de apoyo.
  • En muchas ocasiones la falta de desarrollo profesional a nivel interno es suficiente para que los empleados se desmotiven.

Medidas para mejorar la gestión de personal

Como los empleados no reciben el reconocimiento y apoyo esperado, muchos piensan seriamente en abandonar la empresa. Hay que intentar poner freno a esto y retener el talento en la organización. Así que anota las siguientes medidas para evitar esto:

  • Implementa medidas de conciliación laboral. Que los empleados puedan compaginar su vida personal y laboral hará que mejore su satisfacción con los superiores.
  • Escucha e introduce técnicas de feedback. Los empleados tienen mucho que contar y que enseñar, solo hay que sacar tiempo para escucharlos y comprender sus necesidades.
  • Esfuérzate en conseguir que los empleados tengan ganas de acurdir a su lugar de trabajo. De esta manera no solo mejorará la valoración de estos, también aumentará la productividad y se reducirá el absentismo laboral.

¡Cuida a tus empleados, ellos son tu ventaja competitiva!