El significado estricto del downsizing es: reducción de la plantilla de personal. Es una estrategia que busca mejorar los sistemas de trabajo, rediseñar la organización y un ajuste de la plantilla de empleados que permita mantener la competitividad. Es una combinación de estrategias de rightsizing y rethinking, es decir, de conseguir el tamaño organizacional óptimo y repensar la organización.

El downsizing consiste en la reducción de personal y equipos para disminuir el tamaño de las compañías, aumentando así su productividad.

Hay dos tipos de downsizing:

  • Downsizing estratégico o proactivo. Surge cuando la empresa se anticipa a los cambios que pueden darse en el entorno. Adelantarse al cambio del entorno hace que se obtengan resultados más rápidamente.

Las ventajas del downsizing estratégico son la disminución de costes, puesto que se reduce el número de departamentos que integran la empresa, y la mayor flexibilidad de las organizaciones.

  • Downsizing reactivo. Es el que se realiza en respuesta a la situación del mercado, es decir reestructuración que el mercado exige cuando se dan distintas situaciones.

Ventajas del downsizing

  • Aumento de la productividad. Se obtienen los mismos resultados con los recursos mínimos.
  • La simplificación de la estructura de la organización hará que la comunicación interna sea más fluida, sobre todo entre empleados y jefes. Además de volver más sencilla la gestión de empleados.
  • La toma de decisiones se simplifica, debido a que la estructura es más plana. La desaparición de algunos departamentos permite tomar decisiones con más calma y de forma más simplificada.
  • La temida y lenta burocracia es menor, permitiendo que nos ahorremos tiempo en algunos procesos.

Inconvenientes del downsizing

No todo iba a ser perfecto. El downsizing como cualquier otra técnica también tiene algunas desventajas, como son problemas de reubicación, el desempleo debido a la reducción de personal de la plantilla y la menor lealtad del personal a la empresa, puede crearse temor entre los empleados ante futuras reestructuraciones.

 

control-jornada-sesame-time