“Curioso y más curioso…” era una de las frases más habituales en Alicia. Y es que sin duda fue esa curiosidad la que le llevó a encontrar el País de las Maravillas. Una metáfora que podríamos aplicar a nuestro entorno laboral ya que hoy en día es una de las características más valoradas por las empresas.

¿Qué caracteriza a las personas curiosas?

Las personas curiosas según el estudio sobre la curiosidad del trabajo de Infojobs, tienen un mejor rendimiento y  capacidad de trabajo. Además, esta cualidad se asocia a cuestiones como mentes abiertas a nuevas ideas, reelaboración de metodologías, perseverancia ante las dificultades y adaptación a nuevos entornos (algo esencial hoy en día ante la incertidumbre del mercado laboral).

¿Qué ámbitos son los más curiosos?

Atendiendo a los distintos parámetros abordados por el Work Institute junto con Infojobs encontramos lo siguiente:

  • Los puestos donde se muestra más curiosidad son los trabajos creativos y abiertos con figuras como directivos, técnicos, gerentes o mandos intermedios. En el otro lado encontramos trabajos más rutinarios como los operarios.
  • Las personas que tienen más estudios demuestran más curiosidad rechazando la idea de que las cosas deban hacerse siempre de la misma forma. Las personas con menos estudios en cambio se sienten más cómodos con métodos ya probados.
  • Los departamentos más curiosos son los de I+D+i, Sistemas y Tecnología. En detrimento encontramos Administración y Finanzas, Producción, Legal y Servicio al Cliente.
  • La edad no influye en el nivel de curiosidad sino que se enfoca hacia ámbitos distintos. Los jóvenes investigan sobre el funcionamiento y el por qué de las tareas que realizan y los adultos más en estar al corriente de todo el ámbito de su profesión.
  • Los emprendedores, autónomos y freelance también se les asocia la curiosidad ya que es fundamental para iniciar un negocio.

La curiosidad se contagia

Hemos visto que la curiosidad va de la mano con el liderazgo. Un directivo curioso, inquieto y que escuche a sus empleados sin duda contribuirá al desarrollo positivo de la empresa.

Las empresas que dan libertad a los trabajadores, tienen ambientes de trabajo dinámicos y cuentan con diversidad de perfiles favorecen, entre sus empleados, los comportamientos y actitudes vinculadas a la curiosidad. Jordi Serrano, cofundador de Future for Work. SoloMarketing.

Otras habilidades que se aprecian además de la curiosidad son la inteligencia emocional y el pensamiento flexible. Juntando estos tres valores encontramos el elixir perfecto. ¿Estás list@ para ir en busca del conejo blanco?