En SupeRRHHéroes nos gusta celebrar todo, y el día del amor no podías ser menos. Te contamos cómo celebrar el día de San Valentín en la oficina y descubrirás los grandes beneficios que tiene para el equipo.

San Valentín en la oficina

Siempre se cree que el 14 de febrero es para celebrarlo con la pareja únicamente. ¡ERROR!

Celebrar el día de San Valentín en el trabajo y tener muestras de cariño entre los compañeros es una manera de motivar a los empleados. Si desde el departamento de Recursos Humanos se fomentan este tipo de actividades se conseguirá aumentar la motivación de los empleados, retener talento y conseguir un ambiente laboral envidiable.

Si no sabes qué actividades proponer a tus empleados para celebrar San Valentín en la oficina, a continuación te lo contamos.

  • Prepara “citas”. Es el momento ideal para que los empleados de los distintos departamentos se conozcan. Por tanto, crea equipos de dos o cuatro personas, y destina algún espacio para que tomen un café o almuercen juntos. Cada cita puede durar entre quince y veinte minutos y de esta manera fomentar el buen ambiente y conocer a todos los compañeros.
  • Instala un buzón en un punto común para que los empleados puedan enviarse notitas. Una vez pasado el día de San Valentín, déjalas en la mesa de los empleados y tendrán un inicio del día muy bonito.
  • Pon un photocall y premia a todos aquellos que se hagan fotos en parejas o grupos. Un espacio divertido, y que ayudará en la ambientación de la oficina.
  • Elige el 14 de febrero para hacer actividades fuera de la oficina. De esta manera los empleados podrán desconectar del trabajo y conectar con los compañeros.

¡Siempre hay una excusa para agradecer el trabajo de los empleados y fomentar el buen ambiente! ¿No vas a celebrar San Valentín en el trabajo?