Uno de los temas que más desconcierta a los empleados de una organización es el tema de las vacaciones. Por regla general, y según lo establecido en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores, estos tienen derecho a 30 días de vacaciones al año. 

Generalmente para hacer el cálculo de las vacaciones se tiene en cuenta el periodo trabajado en el año natural, contando desde el 1 de enero. Aunque, en ocasiones, se puede calcular desde la última fecha en la que se nos concedieron vacaciones.

Cálculo de vacaciones, ¿cómo se hace?

El cálculo de vacaciones es muy simple, se trata de una sencilla división. Pongamos el caso más habitual:

Vacaciones = (nº de días trabajados *30 días de cada mes) / los 360 días del año 

Explicación del cálculo de vacaciones

A un trabajador le corresponden 2,5 días de vacaciones por cada mes. Esta cifra es el resultado de dividir los 30 días de vacaciones entre los 12 meses que conforman un año.

Este es un cálculo muy sencillo y aproximado de los días que, según nuestros derechos, nos corresponden cada año. Pero hay pequeños detalles que se han de tener en cuenta en este cálculo. Porque no todos los sueldos ni circunstancias son iguales. Para determinar el salario base, debemos promediar lo devengado por el trabajador en el último año o en el tiempo que lleve trabajando si fuese menos de un año.

Para determinar esta base no se tiene en cuenta el auxilio de transporte, ni las horas extra que se realizan, ni el trabajo en días de descanso obligatorio. Lo que si se contempla en este cálculo son las horas nocturnas y los descansos obligatorios remunerados.

Según esta premisa la fórmula que se utiliza es:

(Salario base X * días trabajados)/720

Explicación del cálculo de salario base

El salario base esta determinado según las reglas generales, es decir el último sueldo vencido o el promedio del último año. Los días trabajados corresponden al tiempo que el trabajador ha trabajado desde las últimas vacaciones o desde el ingreso a la empresa en todo caso no puede ser superior a 360 días.

¿Entonces de dónde sale el 720 en la división? Pues porque se debe considerar que las vacaciones son aproximadamente 15 días por cada año trabajado. Si las vacaciones fueran 30 días la fórmula que utilizaríamos sería la del caso anterior.

Para hacer el cálculo de vacaciones, la tecnología ha puesto a nuestro servicio herramientas de gestión horaria. Las plantillas de excel para calcular las vacaciones pueden ser una solución. Sin embargo, estas hojas deben contemplar muchos parámetros difíciles de clasificar. Más adelante descubriremos una herramienta muy fácil y cómoda que actualmente esta triunfando en el mundo empresarial por su funcionalidad como gestor de vacaciones.

Ahora que hemos aprendido a hacer el cálculo general de las vacaciones vamos a ver algunas de las dudas que surgen después.

1. ¿Las vacaciones son pagada?

Como trabajadores tenemos el derecho a que nuestras vacaciones sean retribuidas siempre. Esta es una premisa que fija el anteriormente citado artículo 38 del Estatuto del Trabajador. Este período vacacional pagado es de obligado cumplimiento por las dos partes.

La organización no puede obligar al empleado a trabajar en vacaciones. En los contratos de duración determinada la duración de las vacaciones así como la cuantía están determinadas proporcionalmente.

2. ¿Puedo trabajar en otra empresa durante mis vacaciones?

Sí, se puede. De hecho, y debido a la situación económica, las vacaciones son en muchos casos utilizadas para trabajar en otras empresas. La jurisprudencia ha determinado que cada empleado es libre de trabajar durante su periodo vacacional en otra empresa siempre que este no entre en conflicto con su compañía.

3. ¿Se puede renunciar a las vacaciones?

Las vacaciones son un derecho, pero también una obligación. Por tanto, son irrenunciables, no se puede renunciar a ellas y cobrar ese mes doble.

4. ¿Puedo elegir mis vacaciones?

Cada convenio establece sus normas, algunos fijan las vacaciones a unos meses concretos, en cambio otros dejan más libertad. Pero, sea como fuere, el trabajador tiene derecho a conocer la fecha de sus vacaciones con dos meses de previsión. La empresa debe establecer, de acuerdo con los trabajadores, un calendario vacacional. 

Para evitar conflictos en esta situación existen herramientas que nos ayudan a gestionar este tipo de problemas. Sesame es una herramienta que nos facilita el costoso trabajo de organización de las vacaciones de nuestra plantilla.

Sesame es más que un gestor de vacaciones. Permite organizar de forma rápida y visual las vacaciones de los empleados, llevar un control de las horas trabajadas, así como dedicadas a cada proyecto. Además podrás conocer quien se encuentra en la oficina a tiempo real. ¿No es genial?