La felicidad laboral es un concepto que se ha ido expandiendo cada ves más entre las empresas. El siglo XXI es el siglo de los emprendedores, de pasar de la pasividad a la acción, de logar los objetivos y tomar las riendas de la situación. Es por ello que se aboga, cada vez más, por la búsqueda de un trabajo que nos satisfaga.

¿Qué es el happyshifting?

El happyshifting es la idea de transformar el mercado laboral en nuestro beneficio. Si tú trabajo no te gusta y sientes que tu jornada no te aporta nada, es hora de que tomes una decisión. El objetivo es ser feliz trabajando, pues nos vamos a pasar casi toda nuestra vida dedicándonos a ello.

Entre los happyshifters encontramos tanto a emprendedores que quieren encaminarse en la aventura de empezar su propio negocio, como a empleados que demuestran dentro de sus empresas la importancia de realizar un trabajo con gusto. Esta actitud es la que prima en las empresas, sobre todo con empleados jóvenes, puesto que hoy en día la mentalidad de elegir un trabajo con el que disfrutes es la que encabeza las listas de búsqueda.

Las nuevas generaciones, sobre todo, se sienten más interesadas por empleos con una buena dinámica y ambiente, que aquellos que dispongan de un mejor salario pero con los que sufras a la hora de ir a trabajar. Si te levantas con pocas ganas de realizar tus tareas laborales, si no quieres ni ver a tus compañeros de departamento, entonces, sin duda, no estás en el trabajo ideal.

Las empresas y los jefes que crean ambientes de trabajo hostiles, en los que los empleados están amargados, son un claro ejemplo de lo que hay que huir. La vida es demasiado corta para desperdiciarla en un empleo que no te agrada y que, aún más, detestas. Está claro que muchas personas se aferran a aquello que tienen porque no pueden permitirse empezar de nuevo su negocio o irse a otra compañía. Pero esta actitud negativa también es la responsable de la infelicidad.

¿Cómo ser feliz en tu trabajo?

Claves del happyshifting:

  • El poder de la elección: Escoger ser feliz y positivo es una de las opciones que tenemos. Hay que evitar a la gente tóxica y sólo relacionarse con aquellos que de verdad te aporten algo.
  • Detecta lo que te hace infeliz: es importante saber qué causa nuestro mal humor. Tenemos que evitar todo aquello que nos afecte e intentar cambiarlo o sacarlo de nuestras vidas.
  • El ambiente laboral: el lugar de trabajo al que acudes todos los días tiene que estar condicionado a aquello que te motive y te haga tener ganas de seguir en el puesto.
  • Desarrollo personal y profesional: estos dos van unidos, puesto que si no te sientes realizado con tu trabajo, tampoco lo vas a estar personalmente.
  • La retroalimentación: es clave tanto para el empleado como para el director de la empresa. Gracias al feedback, ambos saldréis ganando.
  • Eliminar lo negativo: la negatividad es algo en lo que caen muchas personas, y de lo que es complicado salir. La queja constante y el bajo estado de ánimo son algunas de las cosas que querrás evitar.
  • “Let it go”: si nada de esto te funciona y tu trabajo sigue sin gustarte lo más mínimo, simplemente déjalo ir. Lánzate a la búsqueda de un nuevo empleo que te haga feliz.

 

control-presencia-tiempo-real