En el sector del metal alemán se ha anunciado el acuerdo de reducción de la semana laboral. Este acuerdo, firmado por la patronal Südwestmetall y el sindicato IG Metall, fue producto de huelgas y negociaciones. Con este acuerdo aumentarán los salarios en 4.3% a partir del 1 de abril. El acuerdo, firmado en la región de Baden-Wurtemberg, servirá de modelo para el resto del sector.

Reducción de la semana laboral

A partir de ahora, los trabajadores con más de 2 años de antigüedad en la empresa podrán pedir una reducción temporal de la semana laboral. La semana laboral se reducirá a 28 horas por un período de 6 a 24 meses. Tras este período, los trabajadores podrán volver a su empleo a tiempo completo.

Aunque el sindicato pidió que los trabajadores recibieran una compensación financiera parcial, esta medida no fue lograda.

Sin embargo, algunos trabajadores sí podrán pedir la conversión de los aumentos salariales programados a días de vacaciones adicionales. Esto dependerá de si el trabajador tiene a alguien a su cargo o trabaja por turnos.

Además, los trabajadores que así lo deseen podrán aumentar su jornada laboral a 40 horas semanales.

Jörg Hofmann, presidente de IG Metall, explica que:

“De ahora en adelante los empleados tendrán el derecho de optar por un tiempo laboral reducido, para ellos mismos, para su salud o para su familia”

Con esta medida, los trabajadores tendrán mayor flexibilidad a la hora de gestionar el tiempo, un beneficio que anteriormente pertenecía solo a los empleadores.

Beneficios de la reducción de la jornada

Reducir la jornada laboral aumenta la productividad del trabajador, facilita la conciliación y aumenta la motivación laboral. Además, con una semana laboral reducida, se mejora el clima laboral en la empresa y se reduce el presentismo. Asimismo, la reducir la jornada laboral contribuye a mejorar el bienestar mental del trabajador y  la satisfacción laboral.

Para lograr una jornada ideal, es clave utilizar las herramientas adecuadas, como un control horario, que permite optimizar el tiempo y facilita el control del cumplimiento contractual.