No vamos a negarlo, recibir un cumplido siempre te alegra el día pero… ¿Nosotros con qué frecuencia se lo decimos a los demás?

Necesitamos 5 halagos para combatir cada crítica que recibimos. 

Gracias a la maravilla del branded content, muchas marcas generan contenido relevante para los consumidores. Es el caso de Amstel, que nos presenta su “Guía del reconocimiento”.

¿Preparados? Veamos que nos cuentan…

Cifras sobre el reconocimiento en España

El informe fue elaborado en enero de este año, con más de 1600 entrevistas a personas mayores de 18. Haciendo referencia al ámbito laboral, se extrajeron los siguientes resultados:

El trabajo, el lugar donde menos reconocidos nos sentimos.

La ausencia de reconocimiento da lugar a una disminución de la autoestima. Sólo la mitad de los españoles creen que merecen reconocimiento. A esto se le achaca la poca costumbre de hacer cumplidos aunque también, el segundo factor más nombrado es la envidia.

Esa envidia o “demasiado orgullo” lo vemos reflejado en que 2 de cada 3 entrevistados afirman que les cuesta mucho reconocer los logros y éxitos de sus compañeros y su jefe/a.

Y es que, los propios entrevistados reconocían que el 61, 5% ponían a parir al jefe y el 52,6% a sus compañeros (¡recoged los cuchillos, tranquis! ;)).

Quizá, el hecho de que cueste reconocer los méritos, en lo que a los jefes se refiere, ellos mismos tengan algo de culpa:

El 80% de los directivos destacan los errores más que los aciertos.

Las cifras también nos dicen que 8 de cada 10 trabajadores en España no se sienten reconocidos. Entre ellos, son las mujeres entre 25 y 54 años las más identificadas.

Beneficios del reconocimiento en el ámbito laboral

Parece ser que el problema se remite directamente a nuestras propias raíces. En nuestro diccionario de lengua española, encontramos que existen más palabras para denotar lo negativo que lo positivo. Además, nos cuesta 20 veces más archivar lo bueno que lo malo a nivel neurológico.

Sin embargo, introducir el reconocimiento en nuestro día a día e incorporarlo a la empresa nos da numerosos beneficios:

  • Aumento de la felicidad del empleado: prácticamente el 90% de los empleados les alegraba el día recibir un mensaje de un compañero o de su jefe/a felicitándoles. Además, la felicidad en el trabajo se contagia, favoreciendo una mejora en el clima laboral.
  • Motivación laboral: según el informe, el 96,9% se sentía animado a realizar los proyectos cuando se les reconocía el trabajo. Mejorará su autoestima y sin duda repercutirá en la productividad.
  • Permanencia en la empresa: no querrán marcharse si ahí se siente valorados por todo el trabajo que desempeñan, disminuyendo la rotación.
  • Prescriptores de tu marca: como sabemos, la marca empleado repercute directamente en nuestra reputación corporativa. Valorar sus méritos contribuirá a potenciarla.

Nos parece más inteligente decir lo negativo que lo positivo. Sin embargo, el reconocimiento nos acerca más a la felicidad.