Cuando estamos en una entrevista de trabajo, llega el momento del famoso:

“Bueno, ahora háblame de ti”

Esta respuesta va a generar la primera impresión, algo que después será muy difícil de  cambiar. Sin embargo, a veces por exceso de confianza dejamos al azar esta pregunta y decidimos no prepararla ya que:

¿Cómo no voy a saber responder? ¿Quién mejor que yo para hablar de mi persona?

Sin embargo, esta pregunta trampa en la entrevista encierra otros significados detrás de ella. A través de ella lo que se quiere averiguar es el tipo de profesional que eres, cómo te has desenvuelto y si tus inquietudes y aspiraciones encajan con la empresa.

Además, también se valorarán otras cuestiones relacionadas con cómo te expresas o tu nivel de confianza así que muy atento a cómo debes enfocarla.

¿Cómo responder al “háblame de ti” en una entrevista de trabajo?

Primero, dos consejos generales muy importantes:

No divagues ni cuentes tu vida así porque sí.

La pregunta debe estar enfocada al tipo de puesto de trabajo y la empresa, aportando solo datos relevantes que contribuyan a reforzar tus cualidades para el empleo.

Además, si tardas en responder o te vas mucho por las ramas puede que des una imagen de que no estás preparado o que no tienes tus objetivos y metas claras.

A partir de ahí, la respuesta debe estar estructurada según diferentes apartados:

  • Logros profesionales: no recites el currículum. Elige los más destacados para el puesto.
  • Logros académicos: escoge la formación que más conocimientos te haya aportado sobre el campo de la empresa en la que aspiras trabajar.
  • Habilidades para el puesto: analiza bien cuáles son las cualidades que pueden contribuir de forma positiva a la empresa. Está bien incluir algún pasatiempo siempre que esté relacionado y te haga recordable.
  • Metas profesionales: habla de metas que demuestren que tienes visión de futuro. Los candidatos motivados profesionalmente son mejor valorados.
  • Interés en la empresa: ¿por qué es importante para ti trabajar ahí? ¿Qué puedes aportarles?

Intenta además que la presentación dure entre 3 y 5 minutos para que no se haga demasiado extensa.

La preparación de las entrevistas es clave

Como afirma la experta María Luisa Moreno (Zumo de Empleo), no podemos ir a una entrevista sin plantearnos la imagen que queremos transmitir al entrevistador.

No es cuestión de estudiarte un guión de pe a pa, pero sí trabajar un discurso profesional y tener claras las ideas que quieres transmitir.

Por si acaso, te dejamos una artículo sobre algunas preguntas raras que pueden hacerte en una entrevista, pero que dicen mucho sobre ti.

Ahora que ya sabes de tu importancia, ¡corre a ensayar tu próxima entrevista!