Si hay algo que tenemos claro es que los niveles de estrés laboral cada vez son mayores, desembocando en fatiga mental dentro del ambiente laboral. El estrés laboral trae consigo, a largo plazo, cansancio que surge como una combinación de varios factores, incluyendo la carga mental, estrés, falta de descanso, malos hábitos, etc.

Consecuencias de la fatiga mental

  • Pérdida de claridad y motivación
  • Menor atención y concentración
  • Menor capacidad para retener y asimilar la información recibida
  • Falta de sueño
  • Dolores de cabeza
  • Inestabilidad emocional e irratibilidad
  • Cansancio físico

Causas de la fatiga mental

  • Enforcarse en el futuro. Pensar en lo que pueda pasar en varias semanas, meses o años aumentará nuestros niveles de ansiedad. Si bien es importante ser precavido y tomar las medidas necesarias para evitar problemas, no es recomendable pensar de más sobre los posibles acontecimientos negativos en nuestras vidas.
  • Centrarse en el pasado. Hay quien dice que “el pasado es un lugar de referencia, no de residencia” y nosotros concordamos con ellos. Utilizar el pasado es clave para aprender de nuestros errores. No obstante, no podemos vivir pensando en lo que ya pasó.
  • Falta de metas y de una estrategia clara. Esto también genera ansiedad y estrés. Independientemente del trabajo que tengas, es esencial que tengas metas personales y profesionales. Esto aumentará tu motivación y te dará un propósito.
  • Malos hábitos. No hacer ejercicio, tener una mala alimentación y no descansar son de los factores principales de la fatiga física y mental.
  • Procrastinar. Esto puede no parecer un factor determinante. Sin embrago, al posponer nuestras tareas importantes, vamos llenando nuestra lista de quehaceres, lo que nos generará estrés y ansiedad apenas la veamos.
  • Las características de la persona. La edad, la condición de la persona y sus circunstancias personales son factores que influyen en el cansancio mental de la persona.

Disminuir la fatiga mental

  • Practica el mindfulness. Céntrate en el ahora, en lo que estás viviendo ahora y prepárate para el futuro trabajando en tus habilidades ahora. Observa tu realidad y controla tus pensamientos.
  • Elimina tus miedos y creencias limitantes. Estos nos impiden avanzar en todas las áreas de nuestra vida. Por eso, es clave trabajar en ellos y cambiar nuestras creencias.
  • Plantéate proyectos y estrategias realistas. Tener un proyecto individual, sin importar lo pequeño que sea, te motivará a cuidarte mejor y a trabajar más inteligentemente, particularmente si este está vinculado a tu vida profesional.
  • Toma varios descansos cortos en tu jornada laboral. Así tomarás una distancia sana entre tú y tus tareas y renovarás tu energía.
  • Crea límites saludables entre tu vida personal y tu vida profesional. Desconéctate del trabajo en tus horas libres y descansa. Así ni solo aprovecharás más tus horas de trabajo, sino que estarás descansado y serás más productivo.
  • Cuida tus hábitos. Aliméntate bien y haz ejercicio físico.
  • Organízate y aprovecha tu tiempo. Esto aumentará tu motivación y hará que puedas desconectarte y descansar mentalmente en tus horas libres.

Ahora que conoces las causas y consecuencias de la fatiga mental, podrás detectarla y usar estos consejos para disminuirla.