Las preguntas trampa en una entrevista de trabajo son un clásico, y por eso te contamos cómo puedes superarlas con éxito. La preparación previa es fundamental para que no te pillen desprevenido

Preguntas trampa en una entrevista de trabajo

  • ¿Qué es lo que te gusta y lo que no de tu actual empleo?

Esta pregunta es una de las más realizadas. Lo que quiere saber el entrevistador realmente es ¿por qué quieres cambiar de trabajo?

Si no estabas contento con la situación laboral que tenías, lo mejor es que no digas nada negativo de tu jefe ni de tu anterior equipo, pues generas desconfianza. Una opción sería simplemente decir que quieres seguir creciendo profesionalmente y encontrar nuevos retos.

  • ¿Qué te gusta de nuestra empresa?

El entrevistador quiere saber si tienes interés en la empresa. Por ello, lo mejor es haberla estudiado con anterioridad. Así, puedes resaltar sus mejores cualidades y los aspectos positivos de esta. Con la presencia en redes sociales de la mayoría de las organizaciones, es muy fácil conocer el ambiente laboral de la misma, lo que mostrará al entrevistador que estás realmente interesado en ella.

  • ¿Qué es lo que estás buscando?

Se interesan por tus prioridades. Es como preguntar, indirectamente, si sólo te importa el dinero o si buscas algo más. La mejor respuesta sería algo como: “Quiero mejorar en todos los aspectos, seguir aprendiendo y formándome y adquirir una mayor experiencia.”

  • ¿En qué crees que nuestra empresa es mejor que otras?

Investiga todo lo que puedas sobre la empresa y, ya que estás, también sobre sus competidores. Demuestra que no sólo te importa el beneficio económico sino también la compañía en la que trabajas. Por lo tanto, destaca sus logros y hazles saber que tú también quieres ser partícipe de ellos. Has de convencerlos de que eres una persona con ganas de trabajar y entusiasmo por aquello que haces. Y que esto mismo es lo que transmitirás a la empresa.

  • ¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés?

Es obvio que nadie va a contestar negativamente a esta pregunta. Pero muchas veces te puede coger por sorpresa y hacerte dudar. Estas dudas son suficientes para descartarte. “Analizar la situación e intentar solucionarla de la mejor manera posible” será la respuesta que ellos esperarán de ti.

  • ¿Cuánto tiempo te quedarías en nuestra empresa?

Toda empresa quiere a empleados comprometidos con su trabajo y por ello es importante saber contestar correctamente a esta pregunta. Se busca compromiso y calidad a la hora de contratar e invertir dinero en un trabajador. Da a entender que no eres un nómada del trabajo y que harás todo por tu parte para permanecer en la compañía el mayor tiempo posible.

  • ¿Estás en algún otro proceso de selección?

El entrevistador pregunta si hay más empresas que quieren contratarte. Quiere saber qué tan solicitado estás en el mercado. Te conviene tener más entrevistas con otras empresas para aumentar tu valor como profesional. Así, estarán más interesados en acelerar el proceso de selección.

Las empresas buscan a personas competentes, con ganas de avanzar y desarrollarse. La gente con mentalidad y actitud para ser un buen líder es la que tendrá más éxito. No pienses que te van a contratar para mantenerte como un trabajador pasivo que no aporte nada a la empresa.

 

control-presencia