Los trabajadores tóxicos existen, y además, están más cerca de lo que piensas.

¿Cómo son los trabajadores tóxicos?

Tóxico: Que contiene veneno o produce envenenamiento

En la RAE encontramos la definición perfecta, “produce envenenamiento”, en el caso de los trabajadores, esperamos que no sea literal. Un empleado tóxico es aquel que es dañino para su entorno laboral, ya sea de forma directa o indirecta. Es el compañero que todo el mundo prefiere tener lejos y todavía no lo sabe.

Aunque podamos pensar que son personas totalmente reconocidas, el típico villano oficial, lo cierto es que no. Más bien, hablamos de lobos vestidos de tiernos corderitos. La mayoría de su círculo no percibe el veneno que desprenden, hasta que no lo experimenta.

Características de un trabajador tóxico

Un trabajador tóxico, destaca por ser:

  • Negativos, pesimistas y además lo transmiten a su entorno con quejas constantes y criticando todo lo que les rodea. Las críticas siempre son destructivas.
  • Son como la “reina cotilla” de Gossip Girl, expanden rumores y difamaciones por todas partes. Además, son expertos en divulgar noticias fake.
  • Convincentes y elocuentes. Tratan de influenciar en tu opinión para manejar la situación a su manera.
  •  Son inseguros y optan por desmejorar a los demás, su objetivo es que los demás sean peor en vez de trabajar en ser el mejor de forma lícita y admirable.
  • Envidiosos y falsos. Por mucho que aparenten que se alegran de las cosas buenas ajenas a ellos, en realidad están deseando ver como caen sus compañeros. Son unos auténticos haters.
  • Mentirosos, pocas veces cumplen sus promesas y siempre buscarán excusas.
  • Suelen acosar de forma verbal y moral. Utilizan palabras hirientes de formas sutil, también intentan minar la moral sigilosamente.
  • Son auténticos actores, no te sorprendas si alguna vez los ves en Hollywood alzando un Óscar. Interpretan el papel de victima maravillosamente.
  • El “mea culpa” no es lo suyo. Nunca hacen autocrítica, más bien echan la culpa a todo lo que les rodea.
  • Dificultan el trabajo en equipo, hacen todo lo posible por interrumpir esta dinámica.

El antídoto contra los trabajadores tóxicos

Después de conocer todas sus perturbadoras características, te preguntaras cómo lidiar ante semejante ser. Tenemos  el antídoto.

En primer lugar, debemos identificarlos, y para ello, es necesario conocer tu entorno laboral y a tus compañeros. Para bien o para mal, saber con quien compartes tantas horas es muy importante para el clima laboral.

Si tenemos en el objetivo a nuestro villano, deberíamos tratar de analizar sus comportamientos y hablar con el de forma educada e intentando simpatizar. Aunque parezca surrealista, estas personas son muy inseguras y tienen un interior complejo, tal vez con un poco sensatez puedan modificar su conducta. Si queremos ser su enemigo de forma pasiva, podemos ignorarles y asimilar su actitud sin dejar que te afecte.

Desde el punto de vista de la dirección, se debe controlar este tipo de actitudes e intentar eliminarlas, para favorecer al bienestar empresarial. El departamento de RRHH, tiene una papel fundamental, en las tareas de filtro, selección y seguimiento laboral.