Una startup es una empresa de reciente creación anclada dentro de las PYME (pequeñas y medianas empresas) que tienen una marcada base tecnológica.

Desde www.todostartups.com nos explican las principales características de estas nuevas empresas. Podéis ver el artículo entero aquí.

  • Formadas por jóvenes emprendedores. Por lo general, las startup suelen tener de 3 a 5 componentes. La media de edad ronda los 30 años y tienen preparación académica superior, al menos uno de los componentes dispone de una ingeniería para llevar a cabo los aspectos más tecnológicos de la empresa.
  • No requieren, en general, grandes inversiones iniciales. Se basan en sus propios conocimientos para desarrollar la tecnología inicial para emprender.
  • Se trata de una empresa de alta proyección, dada la innovación que proyectan en los servicios ofrecidos.
  • La finalidad es facilitar aspectos de la vida de los usuarios potenciales.
  • Suelen despertar interés en socios privados inversores que están dispuestos a asumir el riesgo.
  • Los inversores de las startup reciben el nombre de “Business Angels“.
  • El riesgo de invertir es directamente proporcional al porcentaje de retorno que percibirán los Business Angels inversores en el caso de que la startup crezca y llegue a lo más alto.
  • La vida de estas empresas suele estar delimitada en el tiempo, normalmente hasta que la compra una empresa más grande.
  • Son las mayores generadoras de empleo y riqueza de los países desarrollados en la actualidad.
  • Aprovechan todos los beneficios de internet y de las redes sociales para darse a conocer y para lanzar sus productos.
  • Trabajan en equipo, todos deben encontrarse en constante relación y deben aprender de cada una de los departamentos que lo forman.

Este tipo de empresas no suelen disponer durante sus primeros pasos de sede física fija, por lo tanto se gestan en viveros de empresas, incubadoras, oficinas compartidas, centros de negocios que las acogen, oficinas compartidas entre varias empresas en la misma situación, incluso en el garaje de casa.

Casos conocidos como Tuenti o Privalia empezaron como una startup y en la actualidad ambos cuentan entre 250 y 500 empleados. En el caso de la primera, sus inicios fueron como red social para más tarde pasar a compañía de telefonía móvil de bajo coste. El caso de Privalia, si que fue más complicado por la falta de financiación, por lo que tuvieron que ayudarse de Business Angels para poder emprender el negocio de venta de ropa online.

control-horario-sesame