El Cloud Computing, o la conocida “nube” donde se almacenan infinidad de archivos e información en la red, sin necesidad de depender de la capacidad de almacenamiento de determinados elementos ofrece la posibilidad de acceso de todo el mundo a dicha información sin necesidad de grandes infraestructuras.

Sus beneficios son el bajo coste, la seguridad, no es necesario disponer de una gran cantidad de almacenamiento en el ordenador, tablet, móvil…, se puede acceder desde cualquier punto solo siendo necesaria la conexión a internet, pueden acceder a la misma información tantas personas como se autoricen, poca inversión, la información se modifica en tiempo real, el precio es flexible en función del consumo y el uso que se vaya a realizar del mismo…

Existen diferentes tipos de Cloud Computing

  • Nube pública: es la mantenida y gestionada por terceros. Aplicaciones, almacenamiento y otros recursos.
  • Nube privada. para compañías que necesitan alta protección de datos y seguridad para los mismos. La privacidad es imprescindible.
  • Nube híbrida: combinación de la nube pública y la privada. Se es propietario de unas partes, pero otras son compartidas, de forma controlada. Bases de datos complejas (correo electrónico empresarial).
  • Nube comunitaria: creada con la finalidad de servir a un propósito común (seguridad, política…) administradas por las organizaciones constituyentes o terceras partes.

Y ahora llega a los Recursos Humanos. Estos son los beneficios que tiene el Cloud Computing

  1. Rapidez de integración. Tan solo es necesaria una buena conexión a internet, ni obras, ni instalaciones. Es posible integrarla con el resto de app empresariales que se emplean en Recursos Humanos.
  2. Accesible desde cualquier tipo de dispositivo (smartphone, tablet, pc…). Los empleados pueden hacer uso del mismo desde cualquier lugar. Consultar su nómina, el estado de la misma, sus vacaciones, realizar consultas de horarios
  3. Facilita la vida del usuario, las aplicaciones son intuitivas, no requiere un amplio proceso de aprendizaje ni una formación previa. Mejores prácticas de mercado.
  4. Flexibilidad. Perfecta conexión , un único sistema de información.
  5. Constante innovación. El mantenimiento y las actualizaciones del sistema son responsabilidad del proveedor.
  6. Los costes se adaptan al “Pago por uso“.

control-horario-sesame