Nace un nuevo concepto de aprendizaje continuo, adaptado directamente de Estados Unidos, donde se está convirtiendo en una metodología revolucionaria. En nuestro país se está empezando a introducir en escuelas y otras entidades, y también, poco a poco, en las empresas más innovadoras.

Se trata del Crowdlearning. “Crowd” significa colaboración en masa (están muy de moda últimamente los conceptos como crowdfunding, que también la incluye). Por lo tanto se trata de un aprendizaje masivo.

La base de este método es compartir conocimientos para así lograr una mejora conjunta en el puesto de trabajo.

Cada responsable o trabajador de un puesto determinado tiene unos conocimientos adquiridos en una determinada materia, o incluso puede ser experto en la misma. Con esto y unas capacidades comunicativas aceptables, se pueden preparar presentaciones en las que se introduce al resto de trabajadores a un tema determinado del que conocen poco o nada. Así se comparten los conocimientos, las ideas, y se ayuda a implementar los mismos en los compañeros de trabajo.

Sobre todo, en la actualidad existen determinados conceptos, herramientas y disciplinas que se encuentran en constante cambio y que requieren de un aprendizaje continuo, como por ejemplo en temas de marketing, idiomas, búsqueda de empleo, nuevas tecnologías, redes sociales…). No todas las personas se encuentran al día en estas materias y no está de más refrescarles conceptos o explicarles las últimas novedades.

Es una metodología que supone un coste cero a la empresa y que beneficia a todos los empleados, mejorando sus relaciones, motivándoles a aprender, a enseñar y no permitiendo que ninguno de ellos caiga en la obsolescencia en algunos temas.