El absentismo laboral se define como una ausencia, justificada o injustificada, del empleado a su puesto de trabajo. Si en artículos anteriores os hablábamos sobre los costes del absentismo laboral para las empresas. Hoy os contamos los tipos de ausentimo laboral que existen.

Tipos de absentimo laboral

Por lo general, se pueden distinguir tres tipos de absentismo laboral:

  • Absentismo justificado. Es el caso más común. Los empleados avisan a la empresa del motivo que les lleva a ausentarse del puesto de trabajo.
  • Absentismo injustificado. El empleado no acude al lugar de trabajo pero tampoco avisa. En este caso, no tiene permiso para hacerlo, así que tendrá que dar las explicaciones pertinentes a la empresa.
  • Absentismo presencial. ¡El más complicado! El empleado se encuentra en el puesto de trabajo, el problema es que, no realiza las tareas que le pertenecen, sino que realiza tareas ajenas a las solicitadas.

Aunque los tres tipos de ausencias tienen costes para la empresa, es posible controlarlos con el fin de reducirlos. A continuación os contamos cómo controlar las ausencias de los empleados.

Cómo controlar el absentismo laboral

La solución ante los problemas de absentismo laboral, sean del tipo que sean, es la implantación de sistemas de gestión de vacaciones, ausencias y permisos.

Con este tipo de sistemas, los empleados podrán, mediante solicitudes y de forma muy sencilla, hacer peticiones de permisos. Es decir, pueden enviar al administrador el día que no acudirán a trabajar y el motivo de la ausencia.

Además, los sistemas de gestión de vacaciones modernos, se complementan con gestores de tareas y control horario. De manera que reducir el absentismo presencial es más sencillo. Los empleados pueden indicar a qué están dedicando su tiempo en el trabajo y conocer su productividad laboral.

Y tú, ¿te animas a renovar tu forma de trabajar?