La mayoría de los líderes de las empresas y sus departamentos de recursos humanos tienen claro que un aumento del compromiso de los trabajadores implica también un aumento directo en el éxito a corto y largo plazo de la compañía.  Pero… ¿Cómo podemos conseguir que los trabajadores se sientan plenamente comprometidos con la organización? Veamos para ello conceptos como el de experiencia del empleado y técnicas como el Employee Journey Map.

Qué es la experiencia del empleado

La experiencia del empleado implica la identificación de las expectativas y necesidades de los trabajadores de la empresa, y la posterior aplicación de las soluciones óptimas para satisfacer estos deseos en la medida de nuestras posibilidades.

Para ello, tendremos en cuenta la importancia de un buen entorno laboral, analizando factores como el ambiente, los espacios de trabajo y sus condiciones y las herramientas que utilizan los empleados en su día a día para realizar el trabajo.

Diseño de la experiencia del empleado

Una de las herramientas imprescindibles para conseguir una experiencia del empleado positiva es el Employee Journey Map o Mapa de Experiencia del Empleado.

Mediante esta técnica podremos conocer en detalle cual es la experiencia vivida por el trabajador en las diferentes situaciones laborales que se encuentre en la compañía, desde su entrada hasta su salida (reclutamiento, inducción y entrenamiento, desarrollo y formación continua, comunicación y participación, reconocimientos, fin de la relación laboral…).

Los puntos básicos (indicadores) que debe contemplar el Employee Journey Map son los siguientes:

  • Objetivos del trabajador
  • Expectativas de aprendizaje
  • Voluntad de ascenso
  • Perspectivas salariales
  • Relaciones con sus compañeros y jefes
  • Existencia o no de conflictos
  • Voluntad de proponer mejoras, ideas o proyectos

Para elaborar el Employee Journey Map, debes trazar un gráfico X-Y con las siguientes características:

  • El eje delas X mostrará el tiempo que el trabajador lleva en la empresa
  • El eje de las Y señalará la evolución cuantitativa de los indicadores

La visualización de estos datos te permitirá de un vistazo analizar la evolución de los indicadores de compromiso en el tiempo.

Para cuantificar la valoración de cada indicador por el trabajador, puedes utilizar entrevistas o encuestas periódicas con escalas numéricas.

En definitiva, uno de los grandes objetivos de toda compañía debería ser mejorar el nivel de compromiso de los trabajadores con la empresa. Esto redundaría en un aumento directo de la felicidad de los empleados y por ende en una mayor productividad y resultados positivos de la organización. Para ello, podemos utilizar útiles herramientas como el Employee Journey Map.