Que la digitalización ha cambiado el mundo que conocíamos no es nada nuevo. Que de hecho, llegado a todas las áreas tampoco. Pero hoy vamos a hablar de a qué nos referimos cuando hablamos de digitalización en el área de recursos humanos, y cómo afecta.

Hablar de digitalización es sencillo, pero sin embargo no tenemos una definición concreta del concepto. Esto produce un sentimiento de desorientación en las empresas y entre los profesionales que se dedican a ello. Para hacer una pequeña aproximación al concepto:

  • Digitalizar este departamento supone ofrecer a los empleados las tecnologías disponibles adaptadas a este área.
  • El objetivo de la digitalización es agilizar y facilitar los procesos habituales del trabajo, en los que se incluye la obtención y análisis de datos que favorezcan la toma de decisiones, impulsen acciones y transformen la organización.

¿Qué consecuencias conlleva digitalizar el área de Recursos Humanos?

Dado que no existe definición concreta podemos hablar de las consecuencias. Digitalizar como hemos dicho supone cambios, pero no en la implantación de las herramientas en sí, sino en el cambio que producen en las personas que deben usarlas. La digitalización de los recursos humanos pasa por un cambio radical de cómo entendemos en la actualidad la relación entre personas, medios y herramientas.

¿Cómo hacerlo?

Es un buen momento para la revolución que supone la digitalización de los recursos humanos, ya que como sociedad hemos asumido la tecnología en nuestro día a día. Los empleados están familiarizados con la tecnología y sus diversos usos en su vida personal. Es un buen momento para introducirlo en la empresa. Con ello, podemos mejorar la productividad, la comunicación, la formación, y la rutina diaria del equipo. Los pasos para conseguirlo son estos:

1. Crear una cultura de confianza

Para asegurarnos el éxito del proceso de digitalización hemos de comprobar que existe una buena base para implantarlo. El cambio requiere de confianza y cooperación por ambas partes, tanto parte de la dirección como por parte de los empleados.

2. Fomentar la formación para la digitalización

Debemos contemplar que no todo el mundo esta igualmente familiarizado con las TIC, y que por ello, hemos de contemplar un proceso de adaptación. Cualquier inclusión necesita formación previa, el objetivo es eliminar la brecha digital que se genera en las empresas entre la plantilla. Se trata de generar confianza, sensación de integración y superación entre todos los miembros de la organización.

3. Impulsar un proceso de comunicación

Es estrictamente necesario establecer bases de comunicación. Todo el mundo debe ser escuchado, porque todos somos importantes en el equipo. Crear procesos de feedback entre trabajadores y/o directiva permite establecer estrategias de comunicación que demuestren a los empleado que ellos también son importantes y que los queremos escuchar.

4. Eliminar no no digital de nuestro entorno

Si adoptamos un proceso de digitalización debe ser total. Debemos eliminar de nuestro entorno todo lo que no favorezca la digitalización. Pero hemos de ser consecuentes y comprensivos y hacerlo de forma progresiva, y bajo previa formación. Empieza por cosas pequeñas del día a día y acaba eliminando todo lo que obstaculice al equipo.

5. Conecta a el mundo

Por último, intenta que este cambio también se refleje en tu entorno, es decir, anima a tus clientes y proveedores a entrar en el rol de la digitalización, de este modo, podréis ir mejorando juntos.

Beneficios de la digitalización

Hemos comentado que la inclusión de las TIC y la digitalización de los recursos humanos repercute en un aumento de productividad. Pero sus beneficios se extienden más allá. La digitalización permite crear nuevas experiencias al cliente, favorecer la eficiencia operativa, generar nuevas fuentes de ingresos y ser más efectivos en nuestro mercado.

Como vemos la digitalización supone grandes beneficios para la organizaciones. Pero no hemos de olvidar que de nada sirve si no contamos con un buen equipo. Gracias al avance de la tecnología podemos obtener y analizar los datos las empresas pueden obrar de forma más segura. Crear estrategias de gestión y planes de actuación para que los departamentos de recursos humanos tomen decisiones más efectivas. Benefíciate de la digitalización de los recursos humanos.