En artículos anteriores hablábamos del Smart Working como un método de trabajo inteligente basado en el uso de las innovaciones para aumentar la eficiencia. Hoy os queremos presentar la figura del Smart Worker.

El smart worker es el empleado que puede trabajar desde cualquier lugar sacando el máximo rendimiento a las nuevas tecnologías, con el objetivo de cumplir con todas las tareas establecidas y ser productivo.

Cabe destacar que el formato de trabajo del Smart Working nada tiene que ver con el teletrabajo, y menos en España, debido a la regulación del Estatuto de los Trabajadores. En este se indica que los teletrabajadores deben tener un espacio donde desarrollar su actividad laboral, mientras que el smart worker puede realizarlas en cualquier lugar ya sea en casa, en el aeropuerto, en la cafetería o en un hotel.

Características del Smart Worker

El smart worker tiene características muy similares a las de los millennials, pues son empleados que necesitan movilidad y mucha flexibilidad. Además, el smart worker se caracteriza por ser un empleado responsable y con capacidad de organización. Sabe priorizar las tareas con el objetivo de alcanzar las metas y entregar trabajo de gran calidad.

Les gusta recibir formación actualizada, para conocer las últimas innovaciones y poder sacarles la máxima rentabilidad.

Finalmente, la característica más importante del smart worker es la capacidad de saber trabajar en equipos de proyectos aún estando en diferentes puntos.

Cómo ayudar al Smart Worker

Como hemos comentado son amantes de las nuevas tecnologías, por lo que Sesame Time es ideal para Smart Worker. En primero lugar, porque permiten registrar el tiempo trabajado desde cualquier lugar. Además, permite imputar tiempo a las distintas tareas y proyectos para que los responsables vean en qué trabajan los empleados cuando están fuera de la oficina. Finalmente, pueden hacer la solicitud de vacaciones desde su smartphone, sin necesidad de ir a hablar con el responsable de recursos humanos.

Toda la gestión laboral desde el smartphone o el ordenador, ¿no es genial está solución para implementar el smart working?

Hay que unirse al cambio y adaptar nuevos modelos de trabajo, si un empleado puede autogestionarse fuera de la oficina, ¿por qué no le vamos a dejar? Queremos empleados autosuficientes, resolutivos y productivos.

«WORK SMARTER, NOT HARDER»