En muchas ocasiones gestionar las bajas laborales supone un caos para los responsables de recursos humanos. ¿Cuántos días dura el parte de baja? ¿Cuándo se renueva?

Hoy os contamos cómo gestionar las bajas laborales, qué tipos de partes existen y cuál es la duración de cada uno de ellos.

Los partes de baja

Recientemente, se llevó a cabo un cambo en el sistema de bajas laborales, con el objetivo de reducir el absentismo laboral injustificado. Desde ese momento, el número de partes de baja por incapacidad temporal es de cuatro.

Partes de baja de duración muy corta.

Siempre y cuando el permiso de baja sea inferior a 5 días naturales. El empleado no tiene que volver a la consulta a por el parte de alta, el médico emite el parte de baja y la duración y a su vez el parte de alta.

Partes de baja de corta duración.

Cuando la baja oscila entre 5 y 30 días, se habla de un parte de corta duración. El trabajador deberá pasar revisión periódica hasta que se le conceda el parte de alta.

Partes de baja de duración media.

Cuando la baja dura entre 31 y 61 días, el primer parte se emite al cabo de una semana, y el resto cada 28 días.

Partes de baja de larga duración.

Si la baja dura más de 61 días se considera de larga duración. En este caso, el primer parte se emitirá a los 14 días y el resto cada 35. El médico deberá estimar la duración de la baja en los partes, para evitar que esta se prolongue más de lo necesario.

¿Cómo gestionar las bajas laborales?

En la mayoría de ocasiones, los empleados avisan a la empresa de su incapacidad para trabajar y posteriormente entregan el parte de baja. ¡Se acabó! La tecnología ha evolucionado, y ahora los empleados ya pueden avisar mediante aplicaciones móviles a la empresa de sus ausencias.

El gestor de ausencias y vacaciones de Sesame Time, permite que los empleados soliciten los días de ausencia. De manera que, el administrador podrá crear a cada usuario tantos permisos como sean necesarios y desde el móvil, el empleado podrá pedir los días que le corresponden por baja.

Es una manera sencilla y muy organizada de gestionar las bajas laborales de los empleados. ¡Se acabaron los líos en el departamento de recursos humanos!