La comunicación interna puede ser más eficaz si le añadimos una pizca de creatividad, vamos a ver como se pueden fusionar.

10 creativas herramientas de comunicación interna

En diversidad de ocasiones, damos por hecho que los procesos de comunicación interna son fundamentales para la creación y apoyo de la cultura corporativa, pero esto debe trabajarse. La comunicación interna se debe construir y cuidar día a día, ya que es el reflejo de muchas de las acciones externas de la empresa. Hoy en día no está considerada como una prioridad, lo que se traduce en un grave error para cualquier empresa.

Una buena forma de cuidar la comunicación interna es introducir dinámicas y estrategias que motiven a las personas.

Aquí os dejamos algunas ideas de lo más creativas:

  • One to one. Esta herramienta consiste en una pequeña interacción, de forma aleatoria, con algún miembro de la organización. Se hace semanalmente y en horario laboral. Puede ser un almuerzo, tomar un café, y así desconectar con el compañero y conocerse mejor fuera del ámbito laboral. Esto refuerza las relaciones internas y permite que todos los colaboradores se conozcan. Es una actividad genial, para personas nuevas en la empresa, porque así pueden conocer a poco a poco a todos sus miembros.
  • Daily meeting. El daily meeting es una reunión grupal, diaria y de una duración entre 15 y 20 minutos. Donde los miembros deberán contar un poco lo que han hecho el día anterior y hablar de lo que harán ese mismo día. La forma de hacer este meeting es de pie y en círculo. Sirve paras conocer el trabajo de los colaboradores que te rodean y saber como funcionan los diferentes departamentos.
  • Actividades outdoor training. Es una actividad formativa, que se diferencia de la metodología teórica. Trata de fomentar las habilidades de los participantes y la superación de retos y ejercicios en espacio al aire libre, posteriormente se reflexiona sobre lo ocurrido. Es genial para conocer tus competencias cuando trabajas de forma individual y en equipo.
  • Afterworks. Esta tendencia lleva causando furor entre los trabajadores desde hace años. Salir del trabajo y desconectar mientras tomas algo con miembros de tu empresa es una buena forma de crear vínculos, de encontrar puntos en común y dejar el estrés a un lado.
  •  Business Awards. Estos galardones internos, es una actividad divertida y motivadora para la organización. Nos son premios por trabajo, ya que esto de forma interna podría crear competitividad o envidia. Son reconocimientos que aluden a las actitudes, frases o cualquier aspecto emocional. Por ejemplo, el galardón al mas gracioso, al que mejor se lo pasa en la comida de navidad, al que menos le gusta madrugar, etc. Es una forma cómica de reconocer los hechos cotidianos de las personas de la empresa. Esto genera confianza, diversión, sentimiento de pertenencia y motiva a ir con actitud positiva.
  • Juegos corporativos. Aquellos que enlazan la cultura corporativa y la diversión. Un trivial de la empresa o un Q&A, serían algunos ejemplos.  Es una forma dinámica y divertida de adentrarse en la cultura y en el desarrollo de la organización.
  • Special days. Consiste en celebrar las fechas especiales del año, con cosas significativas de ese día. Por ejemplo, disfrazarse en Halloween o enviar cartas internas en San Valentín. Es una buena forma de motivar, salir de lo rutinario y crear vínculos.
  • Travel team. Son viajes que organiza la empresa para sus colaboradores, no hay que confundirlos con los viajes de negocio. Suelen ser viajes asequibles y de un par de días, en los que se programa un destino y sus respectivas actividades. La empresa deberá facilitar a sus trabajadores la asistencia. Esto crea fuerza de equipo y unión.
  • Cooking days. las jornadas de cocina están muy de moda en las empresas. Se trata de una mañana o una tarde, en la que los participantes asisten a un evento de cocina y experimentan. Conocen sus destrezas y se divierten trabajando juntos en algo alternativo.
  • Family days. Son actividades outdoor, como cenas, comidas o  días en el campo, pero con las familias. Es una buena forma de conocerse y de involucrar a los seres queridos.

La comunicación externa es el reflejo de la interna, es muy importante cuidar las relaciones, las vías de comunicación y hacerlo de una forma creativa. Dejando a un lado los correos corporativos o las típicas plataformas, se logra un mayor conexión entre los colaboradores. Además, estas herramientas tienen como resultado un sentimiento de pertenencia, muy beneficioso para el desarrollo de la empresa.