Los métodos de reclutamiento, como en numerosas ocasiones hemos comentado, son  muy variados. Hoy os queremos contar todo sobre el reclutamiento interno.

¿Qué es el reclutamiento interno?

El reclutamiento interno es un proceso de selección que la empresa lleva a cabo entre los empleados ya contratados de la organización. Cuando se presenta una vacante, intenta cubrirse a través de la reubicación de los empleados los cuales pueden ser ascendidos o transcendidos.

Hablaremos de un empleado ascendido cuando haga un movimiento vertical, es decir, cuando pase a ocupar un puesto superior. Mientras que los empleados transcendidos se moverán verticalmente.

¿Cómo implantar el reclutamiento interno?

El reclutamiento interno es tarea del departamento de recursos humanos, sin esta área no podría cubrirse la vacante con personal adecuado al puesto. Esta selección de personal exige una continua coordinación e integración.

Los reclutadores tendrán que tener en cuenta aspectos como el desempeño, los conocimientos, las habilidades que poseen los candidatos internos, las actitudes y las aptitudes.

El proceso de selección interno consta de 5 pasos básicos:

  • Convocatoria y publicación de la vacante. El departamento de recursos humanos informa a los candidatos internos de la plaza a cubrir a través de cualquier método de contacto.
  • Realización de entrevistas desde el departamento de recursos humanos. Evaluación de la adecuación de las habilidades y capacidades del candidato al puesto.
  • Selección de un grupo de candidatos y decisión final o convocatoria para realizar un assesment center.
  • Selección de los candidatos y elaboración de la propuesta salarial.
  • Nombramiento de la persona que ocupará la plaza vacante y comunicado a toda la organización.

 ¿Cuándo aplicar el reclutamiento interno?

El reclutamiento interno es efectivo cuando la búsqueda de candidatos externa sigue los mismos requerimientos. Además en este tipo de reclutamiento se debe elegir a la gente por sus habilidades y capacidades y no por afinidad personal. ¡No queremos malos rollos ni envidias!

También es ideal utilizar este tipo de reclutamiento cuando el clima laboral no es bueno, debido a la excesiva rotación, el absentismo o la desmotivación.

Y tú, ¿te quedas con los tuyos o pruebas con nuevos candidatos?

control-presencia-sesame