La pirámide del éxito fue creada por John Wooden, jugador y entrenador de baloncesto que dejó un récord incomparable en la historia del deporte norteamericano. Fue entrenador en la Universidad de California y, durante sus 27 años, sus equipos nunca tuvieron temporadas de pérdidas. De hecho, se considera el mejor entrenador de la historia de la NCAA.

Pero lo particular de Wooden era su forma de pensar, cosa que llevaba a sus equipos a conseguir tales calificaciones. Wooden planteó que “el éxito es un camino, no un destino”.  Con esta cita, él quería resaltar la importancia del esfuerzo y del camino como algo que hay que recorrer, donde hay que trabajar duro y tener una actitud activa y positiva para lograr lo que finalmente te propongas.

La pirámide de John Wooden

  • Laboriosidad: el trabajo duro y la organización adecuada son fundamentales para sembrar aquello que más adelante se cosechará.
  • Amistad: Wooden creía que para conseguir el éxito, había que tener algo más fuerte que el sentimiento individual de conseguir un objetivo. Hay que cooperar y trabajar en equipo para impulsar el entusiasmo laboral y reforzar los vínculos entre trabajadores.
  • Lealtad: Ser leal con los demás y con uno mismo.
  • Cooperación: Ayudar a los demás y entender los diferentes puntos de vista que pueden surgir tanto en situaciones laborales como personales.
  • Entusiasmo: Tener pasión por aquello que se hace y transmitirla a los demás.
  • Autocontrol: hay que tener un equilibrio entre la razón y los sentimientos y no dejar que estos influyan en las decisiones sin tener en cuenta el sentido común.
  • Mantenerse alerta: saber detectar los problemas e intentar solucionarlos.
  • Iniciativa:  Ir más allá, intentar lograr más y tener la habilidad para tomar decisiones y pensar por uno mismo.
  • Perseverancia: el éxito no se logra si no hay ganas constantes de superarse día a día para lograr lo que nos proponemos. Hemos de ser constantes en nuestro trabajo.
  • Condición: Tener en cuenta la situación en la que nos encontramos, tanto física como mentalmente. A partir de ahí intentaremos cuidar nuestro cuerpo y mente y evitar todo aquello que nos pueda perjudicar.
  • Destreza: Hay que desarrollar la capacidad de realizar las labores de una manera eficiente y correcta.
  • Espíritu de equipo: como hemos dicho antes, el equipo es fundamental. No seas egoísta y no antepongas tus intereses a los de los demás. Trabaja en grupo y para el grupo.
  • Carácter: sé tú mismo y quiérete. La actitud hacia ti y hacia los demás es esencial.
  • Confianza: Wooden dice que hay que ser confiado pero sin creerse nunca más que el resto.
  • Grandeza: hay que ser competitivo (hasta cierto punto). Cuanto más difíciles sean las cosas, más ganas habrá de superarlas.
  • Éxito: Para Wooden, el “el éxito es la paz mental que nace como resultado natural de la íntima satisfacción lograda al saber que uno hizo lo mejor que pudo para convertirse en lo mejor que uno es capaz de ser.”  Dice que el éxito puede ser juzgado sólo por uno mismo, pues es cada uno en particular quien sabe, verdaderamente, el esfuerzo que está realizando o que ha realizado.

Registro del horario de trabajo desde casa