¿Alguna vez os habéis sentido desplazados o aislados? Las redes sociales, con su omnipresencia e inmediatez, han incrementado esta sensación en muchas personas.

Decides ver qué está pasando en el mundo online y te das cuenta de que tus amigos hacen planes sin ti o que simplemente están pasándoselo mejor que tú asistiendo a los nuevos eventos de la ciudad. Aquí es cuando aparece un nuevo miedo social: FOMO, Fear of Missing Out.

¿Qué es FOMO?

FOMO es el acrónimo de fear of missing out, el nuevo miedo social que preocupa, sobre todo, a los jóvenes. Se trata de un síndrome que llega a provocar agobio y ansiedad. Esto se debe a que cada vez hay una necesidad mayor de demostrar en RRSS lo que hacemos en nuestro tiempo libre. Además, siempre queremos participar en las últimas novedades para destacar todavía más en nuestros perfiles.

Pero este miedo a perderse algo o de no ser aceptado por los demás, también está relacionado con la actividad empresarial.

¿Cómo afecta FOMO a la empresa?

Las redes sociales llegan a la oficina y quien quiera estar “actualizado”, tendrá que adaptarse. Si en la empresa toda la plantilla se comunica mediante redes y tú eres el único que no lo hace, acabarás sintiéndote desplazado. Todos hablan de lo que se compartió ayer en la red de la empresa y tú no puedes opinar porque no estuviste conectado.

Esa necesidad de afiliación, de querer ser aceptado por los demás y pertenecer a una comunidad, ha existido siempre y gracias a las RRSS se ha incrementado todavía más. La tecnología es tan importante en nuestra vida que ha llegado a influir en la toma de decisiones y en nuestros estados de ánimo.

Por ello, debemos tener en cuenta hasta qué punto Internet se apodera de nuestras vidas y nos absorbe. Las tecnologías han dado lugar a nuevos síndromes y miedos, que antes ni siquiera existían.

Muchas empresas utilizan FOMO en su favor. Mantienen a los clientes y usuarios enganchados a las redes para que estén pendientes de las últimas noticias y haya un tráfico constante en la web.

Además, en cuanto a la comunicación interna en el trabajo, es frecuente el uso de redes empresariales. Y quien no se conecta a estas, no se entera de lo que ocurre en la oficina. Y se vuelve al fear of missing out.

Lo ideal para combatir este miedo es saber gestionar el tiempo de una forma responsable y productiva, para no caer en adicciones ni dependencias.

Las empresas del entorno digital han de ser conscientes de las consecuencias que provocan en sus usuarios y aparte de socializar, han de transmitir ciertos valores.

¿Habéis sufrido FOMO alguna vez?

control-horario-sesame