Estamos acostumbrados a la contratación de un nuevo empleado que desde ese momento empieza a formar parte de la organización de una oficina: ocupa su silla, su mesa, deja sus pertenencias en un sitio determinado y realiza más o menos los mismos movimientos a diario. Sin entrar en detalles del trabajo que realiza, podemos decir que este tipo de empleado ya forma parte del “decorado” de esa oficina, por ello la entrada del empleado 3.0 genera cierta controversia entre los más conservadores.

Cambia el cómo, el cuándo y el cuánto, además del porqué y el para qué se trabaja

¿Qué es un empleado 3.0?

Esta nueva filosofía de trabajo se rige mediante la autonomía del propio empleado, ya que trabaja desde cualquier sitio y en cualquier momento. Lo que se conoce como el cambio del “Locus of Control”, ya que se pasa de tener un control externo de un superior, de unos horarios fijados o de un sistema de fichajes, a tener un propio control mediante objetivos, motivado por el compromiso con la empresa. Cambia el cómo, el cuándo y el cuánto, además del porqué y el para qué se trabaja.

Un empleado 3.0 es aquél que se encarga de sacar partido de las nuevas tecnologías, por lo tanto no se siente atado a horarios de trabajo, ya que es un profesional que se gestiona su propio tiempo y por ello se encuentra muy por encima del presentismo.

Se trata de un nuevo concepto: prosumidor, ya que él mismo se encarga de producir y consumir la información. La multicanalidad es su modo de trabajo, se encuentra disponible tanto vía correo electrónico como a través del blog, twitter y demás redes sociales.

Beneficios de disponer Empleados 3.0

  • Es un modo de estimular al empleado a que sea autosuficiente y autoeficaz, sin depender de horarios ni de jerarquías que le impongan su trabajo.
  • Se pasa por sustituir los puestos de trabajo con determinadas funciones muy delimitadas a contratar a personas con habilidades y competencias, que sean versátiles y tengan adaptabilidad a los cambios.
  • El ahorro que supone en electricidad disponer de menos empleados, o, en el caso de que todos sean 3.0, ahorro en alquiler de local.
  • No existen barreras geográficas, por lo tanto no es un problema la distancia entre empleados, lo que se convierte en una mejor manera de atraer talento.

actividad-de-la-empresa-tiempo-real-sesame